"Denuncia... que algo queda"

Son las nueve y media del día 20 de octubre de 2016. Estoy sentado en la segunda fila, primera butaca junto al pasillo, del salón de actos de la Dirección General de Industria de la Comunidad de Madrid y asisto a una jornada sobre "Aplicación Energética de la Geotermía en Climatización".

Acaba de hacer el acto de apertura de la jornada y se retira, el Sr. Director General de Industria de la Comunidad de Madrid, D. Carlos López Jimeno. Al pasar por mi lado se para un momento a saludarme, me levanto, le saludo y le digo: D. Carlos me gustaría que habláramos, cuando tenga un momento, sobre unos temas que pueden ser interesantes para las Comunidades de Propietarios y su Dirección General. Me contesta: la próxima semana nos llamamos y hablamos.

Sigue su camino, supongo que se dirigirá a su despacho oficial, y yo continuo asistiendo hasta las 14 horas, a las diferentes ponencias que se van a presentar durante la jornada. Jornada que resulta bastante interesante.

A las 3 de la tarde ya he regresado a casa y vamos a empezar a comer mi esposa Loli (q.e.p.d) y yo. En esos momentos comienza el telediario y una de las primeras noticias que dan es la siguiente: "Dimite el Director General de Industria de la Comunidad de Madrid, D. Carlos López Jimeno".

No salgo de  mi asombro y digo: pero Loli, si hace un rato ha quedado conmigo para vernos la próxima semana. ¿Ya sabía que iba a dimitir, o ha surgido algo, desde las 9,30 a las 15 horas que le ha hecho dimitir, o le han dimitido?

Al día siguiente aparece la noticia en todos los periódicos y en RTVE:

  • El Director General de Industrias de la Comunidad de Madrid ha presentado este jueves su dimisión "de manera irrevocable después de que su nombre apareciera en las investigaciones del caso Púnica". Al parecer una empresa suya cobró de Fenercom 192.000 € entre 2010 y 2012 a través de contratos públicos. 
  • El propio Director General hace un comunicado en el que manifiesta que: "ha dimitido porque tiene la conciencia tranquila al no haber realizado nunca ninguna actuación contraria a la legalidad ni a la ética"
  • "Bajo ningún concepto quiero perjudicar ni al gobierno de la Comunidad de Madrid ni a mis compañeros, he tomado esta decisión para poder defender mi honor y mi trabajo a lo largo de estos años". 
Cuando leo las noticias me cuesta creer que puedan ser ciertas. Durante 16 años, desde que fue nombrado Director General de Industria de la Comunidad de Madrid en junio de 2000 hasta el día de su dimisión, me he reunido con él en numerosas ocasiones. Unas veces acompañando al Presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, como vocal de la Junta de Gobierno del Colegio y en mi calidad de técnico, y otras muchas asistiendo a las numerosas jornadas formativas y de presentación e información de empresas industriales para poner en conocimiento de los usuarios sus productos y cometidos.

En muchas ocasiones he discutido algunas de las propuestas que nos presentaban porque no las consideraba favorables para los usuarios, nuestros administrados. Hasta el punto de presentarme , antes y después de su dimisión, como "el Administrador de Fincas que más guerra le ha dado durante sus 16 años de mandato". Aunque yo me he defendido diciendo: que mis "pegas/protestas siempre eran en sentido constructivo".

También le he defendido en alguna ocasión, -probablemente él no tenga conocimiento de ello-. En una jornada que se celebraba en el Colegio de Arquitectos de Madrid, una de las primeras ponencias fue la suya y seguidamente se ausentó porque tenía otra reunión con empresarios de la Comunidad de Madrid. Cuando llegó el coloquio con los asistentes, el representante de una organización de constructores de Andalucia, empezó a realizar unas manifestaciones no muy favorables a su gestión. Como lo que estaba diciendo no me parecía que se ajustara a la realidad, no procedían plantearlas al no estar presente, y como nadie de la mesa decía nada, fuí yo el que salió en su defensa y rebatí las palabras y juicios que se estaban vertiendo.

A pesar de no estar de acuerdo muchas veces con sus propuestas, siempre he admirado su capacidad de trabajo para estar en tantas jornadas, seminarios, congresos, reuniones con empresas del ramo de la industria, colegios profesionales, etc.

Tengo algunas "perlas de nuestras discusiones: 
  • Cuando la Comunidad de Madrid aprobó una subvención para el cambio de calderas individuales existentes por otras atmosféricas, el importe de la subvención para estas era mayor que para las restantes. Le dije: - D. Carlos si son tan buenas y habría que ponerlas, ¿Por qué no subvenciona solo a estas atmosféricas? Su respuesta fue: ¿Y qué hago con los fabricantes de las otras calderas y el stock que deben tener?
  • Cuando le pregunté: - D. Carlos, ¿por qué tienen que estar encendidas las luces de todos los ascensores de España durante las 24 horas del día, cuando el 80% del tiempo están parados? Con lo fácil que sería instalar un detector de presencia y que se encendieran al llamarlos para utilizarlos. Su respuesta fue: - Buena pregunta, pero tendremos que cambiar la normativa de ascensores.
  • Hablando de los repartidores de costes de calefacción en las instalaciones colectivas centralizadas siempre nos ha dicho: - La instalación de calefacción centralizada por columnas verticales es como si nuestros coches solo tuvieran la 5ª velocidad. Cuando disminuyéramos la velocidad, el motor haría ruidos. Pues igual le pasará a una instalación de calefacción en las que mediante las válvulas termostáticas los usuarios cerraran el paso de agua a su radiador. Si no instalan unas bombas de caudal variable, las tuberías harán ruido.
Debido a que lo he tenido por una persona inteligente, me he negado a creer las imputaciones que se le hacían. Si hubiese querido, durante 16 años dando subvenciones, supongo que habría tenido otros medios de conseguir "comisiones" que dándose unas subvenciones a una empresa propia. Por ello siempre he creído en su inocencia.

Durante estos seis años ha regresado como catedrático a la Escuela de Ingenieros de Minas de Madrid, ha organizado numerosas jornadas formativas, ha escrito 5 libros y ha creado una Fundación sin ánimo de lucro -Avance Fundación-, un proyecto promovido por un grupo de profesionales comprometidos con la eficiencia energética en la edificación. La Fundación nace con el objetivo de divulgar una cultura alineada con la sostenibilidad y el consumo responsable, en temas asociados a la construcción y las instalaciones.

A varias de las interesantes jornadas que han celebrado he asistido y puedo confirmar su eficacia.

El pasado sábado 10 de julio recibo el siguiente Whats App: "El juez del caso Cofely en Auto de fecha 7 de julio ha procedido a acordar el Sobreseimiento hacia mi persona. Casi 5 años ha durado esta historia, pero nos ha permitido publicar cinco libros. Muchas gracias por tu incondicional apoyo. Un fuerte abrazo. Carlos López Jimeno".

Mi alegría al conocer la noticia es enorme y así se lo manifiesto. 

Pero me surgen otras mucha dudas y reflexiones: 
  • Qué suerte han tenido los alumnos de la Escuela de Minas de Madrid por tener durante estos 5 años un profesor tan preparado y al día como D. Carlos López Jimeno. La misma mala suerte que hemos tenido los usuarios y los Administradores de Fincas de Madrid, al no poder contar durante este período de tiempo con el mejor Director General de Industria de los últimos 21 años. - Durante estos 5 años le han sucedido " 2 Directores Generales y el cargo está vacante actualmente -.
  • La verdad casi siempre resplandece. Pero ahora, ¿quién borra las acusaciones que se hicieron y lo que ha debido sufrir moralmente él y su familia? ¿Quién se hace responsable de esas acusaciones que han sido sobreseidas?
  • Aunque en política es difícil, por un momento pensé: A lo mejor, como el cargo está vacante, lo vuelven a nombrar y se reincorpora a la Dirección General.
Pero... el día 2 de julio me llega la nueva noticia: El BOCM del 1 de julio de 2021 ha publicado el Decreto 88/2021, de 30 de junio, del Consejo de Gobierno, por el que se modifica la estructura orgánica básica de las Consejerías de la Comunidad de Madrid.

En el artículo 4 queda recogido que se suprime la Dirección General de Industria, Energía y Minas, cuyas competencias en materia de Industria y Minas se asumen por la Dirección General de Promoción Económica e Industrial.

Veremos quién ocupa el cargo y la labor que desarrolla. El listón está puesto muy alto.

Han pasado nueve días desde que recibí el Whatsapp y hasta la fecha no he oído, ni leído, una sola palabra de la noticia del sobreseimiento de las acusaciones y por tanto de su exculpación de cargo alguno.

Ni los políticos, ni los medios de comunicación, ni esos empresarios de industrias de la Comunidad de Madrid, que antes tanto le alababan y se disputaban su ayuda, amistad y cercanía, ni los Colegios Profesionales, empezando por el suyo propio como ingeniero, ni el mío de Administradores de Fincas  con el que tanta relación tuvo. Nadie ha dicho una palabra al respecto y en su defensa.

Me pregunto: ¿es que la noticia sólo la sabemos a los que ha podido o querido mandar el Whatsapp? - si no me manda la noticia yo no sabría nada-. Pero si los demás lo saben, ¿por qué callan ...?

Va a resultar verdad el: "Denuncia... que algo queda" 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Convenio Laboral Empleados Fincas Urbanas

Aprobada la instalación de repartidores de costes de calefacción. ¿Y ahora qué?

HACIENDO AMIGOS...