¿Es prioritario vacunar a los empleados de fincas urbanas?

Estamos a primeros de febrero y, al parecer, ya se han vacunado contra el Covid-19 las personas de edad que viven en las "Residencias de Ancianos" y el personal que los cuidan. Igualmente, la mayoría de los sanitarios de los hospitales y ambulatorios, así como parte de las fuerzas públicas, por ser de los mas expuestos al contagio del virus por su contacto con las personas.

Ahora se está discutiendo qué colectivos son a los que se les debería vacunar seguidamente: los mayores de 80 años o las persona más jóvenes; los taxistas o las  cajeras de los supermercados, incluso al colectivo de las limpiadores de hospitales y ambulatorios.

Pero no estoy oyendo ninguna voz a favor de un colectivo muy esencial, imprescindible, en contacto diario con muchas personas y que cada uno de sus componentes que se pudiera contagiar, o lo  contagiaran,  originaría un problema ciudadano y comunitario. ¡Y son 22.000 solo en Madrid!

Colectivo de personas que parece sean invisibles. Nadie se acuerda de ellos, nadie repara en ellos, ni los representantes de su colectivo laboral, ni los políticos que casi cada día del año se cruzan con ellos, hablan con ellos, recurren a ellos. Pero es como si fueran un adorno más del entorno familiar. Me estoy refiriendo a los empleados de fincas urbanas: porteros y conserjes. 

Llevo desde el año 1977 colegiado en el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, y durante esos 43 años de ejercicio de la profesión he trabajado y conocido a muchos de ellos. Como en todos los colectivos profesionales he podido comprobar que los hay muy buenos, buenos, regulares y algunos no tan regulares. 

Por suerte para mí, casi todos con los que he trabajado se clasifican en los tres grupos primeros, sólo a tres de ellos la Comunidad de Propietarios les ha tenido que levantar expediente sancionador. Pero todos me han demostrado ser profesionales cada vez que se les ha necesitado y máxime en estos últimos tiempos de pandemia.

La experiencia profesional nos dice al colectivo de Administradores de Fincas, que las fincas que cuentan con personal de porteros o conserjes se conservan mejor que las que carecen de ellos.

Ahora nos está tocando vivir unas circunstancias extraordinarias, inimaginables. O nos confina en casa, o tenemos que estar recluidos en ella a horas muy tempranas de la tarde/noche. Muchos residentes tienen que hacer el llamado "teletrabajo" y la realidad es que todos pasamos más tiempo que antes en  nuestras casas. Motivo por el que los edificios y sus instalaciones tienen que estar funcionando más y mejor.

Los edificios no saben ni de pandemias ni de virus. Se siguen averiando cuando menos se espera; quizás un poco más que antes de que apareciera la Covid-19, puede que debido a que ahora el mantenimiento y las inspecciones son más complicadas de realizar.  Pero por ello mismo, alguien tiene que estar más atento a evitar y detectar las posibles averías lo antes posible.

¿Se imaginan ustedes que pasaría, en lo referente a la sanidad, si en un edificio de 30,40, 70 viviendas no hubiera nadie para realizar las labores de limpieza de zonas comunes, desinfección de las mismas y recogida de bolsas de basuras? Me dirán que eso se puede resolver con empresas externas, efectivamente, pero serían tres empresas probablemente, y tres operarios distintos que tendrían que trabajar en una Comunidad de Propietarios sin control de  nadie en concreto.

¿Que pasaría si alguna de las instalaciones del edificio se averiara como pueden ser  la calefacción, el agua caliente, la electricidad? ¿Quién sabe en el edificio el botón que las pone en marcha o rearma, o el teléfono de cada empresa de mantenimiento para llamarles y que acudan a solucionar el problema?

¿Quién sabe en un edificio cómo hay que maniobrar para liberar a una persona que se ha quedado atrapada en la cabina del ascensor entre dos plantas, sin correr riesgos o tener que llamar a los bomberos? Si en la mayoría de las casos los propietarios no han entrado nunca en el cuarto de maquinaría del ascensor de su edificio.

¿Cuántos residentes de un edificio de más de 30 viviendas saben las personas que viven solas en su edificio, y si tienen problemas de enfermedad o movilidad? ¿A cuántas personas se les está ayudando comunitariamente para provisionarles de medicinas o alimentos, porque ellos no pueden desplazarse?  ¿Quién sabe si el propietario del 3ºA, o del 8º B, que viven solos, lleva varios días sin sacar la basura, o no sale a la calle?

Los porteros y conserjes, me arriesgaría a decir, que todos lo saben. Y lo están solucionando día a día desde hace casi un año.  Sin  que nadie se entere, sin que nadie lo sepa,  Como la cosa más natural del mundo.

Pero si todo esto es importante, aún hay otro factor que lo aumenta. Veamos:

¿Qué pasaría si un portero o conserje da positivo y lo tienen que ingresar en un  hospital, aunque no sea en una UCI? Ha estado en contacto diario con la mayoría de los residentes en ese edificio, incluso ha entrado en muchas de las viviendas de ese edificio para resolver algún problema que tenían sus moradores. ¿Se tendrían que confinar todos los residentes en el edificio, incluidos los carteros, personal de mantenimiento de las instalaciones, repartidores que en los días previos hubiesen estado en contacto con él?

Incluso habría que pensar en otros empleados de las Comunidades de Propietarios como pueden ser los jardineros, controladores, vigilantes de garajes, limpiadores, etc.

Señores responsables del Ministerio de Sanidad, suya es la respuesta y la decisión de las prioridades a la hora de vacunar. Decidan porque les puede pasar a ustedes en su propia vivienda.

Posdata: No quiero añadir que al Administrador de Fincas colegiado es al primero que suele llamar el portero o conserje, a veces el segundo después de hacerlo a la empresa de mantenimiento, cuando se produce un problema en la Comunidad de Propietarios o el edificio, para que no nos tachen de aprovechados y que queremos saltarnos el orden de vacunación.

Comentarios

  1. Muy oportuna tu demanda por ser un colectivo siempre olvidado.

    Salvador recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo, pues a vacunarnos todos, en una fila los Empleados y en otra los Administradores, pero primero los mas mayores como nosotros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que nosotros podamos marcar las prioridades de la vacunación. Pero no está demás darle a cada uno lo suyo. Máxime cuando es un colectivo que dependen de nosotros como empleados de las comunidades de propietarios y no sólo para apercibirles cuando no cumplen.

      Eliminar
  3. No creo que nosotros podamos marcar las prioridades de la vacunación. Pero no está demás darle a cada uno lo suyo. Máxime cuando es un colectivo que dependen de nosotros como empleados de las comunidades de propietarios y no sólo para apercibirles cuando no cumplen.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Convenio Laboral Empleados Fincas Urbanas

Aprobada la instalación de repartidores de costes de calefacción. ¿Y ahora qué?

HACIENDO AMIGOS...