¿Deberían abrir las piscinas de las Comunidades de Propietarios este verano?

Según se acerca el verano, crece la preocupación entre el colectivo de Administradores de fincas colegiados que cuentan con piscinas comunitarias entre sus Comunidades de Propietarios.
Actualmente, las zonas comunitarias de éstas se encuentran cerradas por orden gubernamental, permitiéndose sólo la entrada al personal de limpieza y mantenimiento.
En época estival, las piscinas comunitarias suelen ser fuente de conflictos de convivencia por diversos incumplimientos de las normas acordadas por los propios Copropietarios o por los Estatutos comunitarios.

Este verano, en que muchos de los que viven en una Comunidad de Propietarios no van a poder, o no querrán, ir de vacaciones a la costa, la montaña o a su segunda residencia, los conflictos entre usuarios de piscinas comunitarias se verán incrementados.

De ahí la preocupación del colectivo de Administradores de Fincas colegiados: ¿El coronavirus se transmite a través del agua de la piscina? Si la respuesta es afirmativa no hay problema, piscina cerrada. Pero aunque no se transmita, ¿es conveniente su apertura este verano?

El pasado 16 de abril el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid), envió una carta al Consejero de Sanidad de la Comunidad Autónoma de Madrid (CAM), D. Enrique Ruiz Escudero, solicitando un informe sobre el tratamiento que se debería dar a los problemas que se nos plantean y que en resumen son los siguientes:
  • Desde el punto de vista sanitario
  • Desde el punto de vista del uso de la piscina
  • En relación con las normas de uso de la piscina y los usuarios,

Solicitando a la Consejería de Sanidad de la CAM las aclaraciones y normas para solventar estas cuestiones:

1.- Determinación de los nuevos procesos sanitarios a establecer, como consecuencia del COVID-19, tanto en el tratamiento de las aguas, como en el mantenimiento y desinfección de las instalaciones.
2.- Determinación de los aforos en las instalaciones, indicando la forma de control del mismo y la responsabilidad de su incumplimiento.
3.- Determinación de las normas de los usuarios, para la utilización de la piscina.

A día de hoy no se ha recibido ninguna respuesta.

Igualmente, en términos similares, el pasado 30 de abril, el Presidente del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas (CGCAF), se dirigió a la Directora General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, para que se regule a nivel nacional  la idoneidad o no de la apertura de las piscinas comunitarias, así como de las condiciones en las que se podría hacer uso de las instalaciones de las mismas.
Tampoco se ha recibido contestación.

Por otra parte, el viernes día 8 de mayo, en Antena 3, se entrevistó a la científica española experta en coronavirus, Dª Isabel Sola Gurpegui, una de las personas que más sabe de coronavirus en España y codirectora del Centro Nacional de Biotecnología, adscrito al CSIC, único laboratorio de España que investiga con los coronavirus.
En la entrevista, la presentadora, Dª. Susana Griso, le preguntó si el coronavirus se podría propagar a través del agua del mar o de las piscinas.
La Doctora contestó que el agua del mar, por su salinidad, no era probable que fuera un elemento transmisor.  Y en referencia al agua de las piscinas, por el contenido en cloro y otros productos que se agregan para depurarlas, no inocularían el virus.
El problema no radica en la propia agua del mar o de las piscinas. El problema se encuentra fuera del agua e incluso dentro por el contacto entre las personas y el riesgo de contagio.
Respecto a que si el calor podría debilitar los efectos del coronavirus, se manifestó diciendo que el calor debería debilitarlo, aunque las personas en esa época hacemos más vida al aire libre, lo que equilibra negativamente la debilidad del virus.
A la pregunta de cuáles son los efectos más negativos del virus dijo:
  • La gran transmisión entre las personas.
  • La gran capacidad que tiene para hacerlo entre personas que aparentemente no tienen síntomas.
En cuanto a los efectos positivos:
  • Que el 80% de los casos de afectados tenían síntomas leves.
  • Que sólo el 20% de los casos de afectados tenían síntomas más graves.
A la vista de todo lo anterior, y teniendo en cuenta estos aspectos (recogidos por el Presidente del CGCAF en su escrito al Ministerio de Sanidad):
  • El órgano competente para adoptar este tipo de decisiones (abrir o no las piscinas comunitarias) es la Junta General de Propietarios. Y en las circunstancias actuales va a resultar imposible reunir estos órganos dadas las restricciones existentes como consecuencia del estado de alarma.
  • Las Comunidades de propietarios no disponen de un servicio de control de acceso, y en el caso en que exista socorrista, hay que tener presente que no es una labor propia de su categoría profesional vigilar, además, el acceso al recinto.
  • El uso de otras instalaciones adjuntas (vestuarios, servicios, lavabos) necesitan un control específico, siendo necesario intensificar su limpieza y desinfección.
  • -Se podría añadir que en el supuesto de producirse uno o varios contagios graves de coronavirus, como consecuencia del uso de la piscina, ¿de quién sería la posible responsabilidad?-
parece lógico y lo más prudente, para evitar posibles contagios y problemas de convivencia, que ESTE AÑO LAS PISCINAS COMUNITARIAS PERMANEZCAN CERRADAS. 

Las partidas presupuestarias previstas en los presupuestos anuales de la Comunidad se podrán utilizar para otras partidas extraordinarias que puedan surgir como consecuencia del estado actual, donarlas a Caritas Española en su totalidad o en parte para atender a personas necesitadas o dejarlas como un fondo para imprevistos y no tener que pasar derramas extraordinarias en las circunstancias económicas que se avecinan.

Ya habrá tiempo de reflexionar, acordar y regular lo más conveniente según las circunstancias que tengamos el próximo verano.


Comentarios

  1. Gracias Salva, tu previsión en este tema debiera de ser también la de nuestros políticos en lugar de dar la callada por respuesta. Seguí la entrevista que citas a la Dra. Maria Isabel Sola, bien reflejada en tu artículo. Comparto la conclusión a la que llegas, nos jugamos mucho, no se deberían abrir las piscinas este año en Madrid, aunque se modificase a lo largo del verano la clasificación de riesgo. Adelante siempre Salva, un abrazo. Marina

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marina, tus palabras me animan a continuar defendiendo los intereses de nuestros administrados, que son los nuestros.
    Un abrazo virtual

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Convenio Laboral Empleados Fincas Urbanas

Administrador vende la cartera de Comunidades a Empresa de Servicios

HACIENDO AMIGOS...